(arg) Héctor Rossi, la ex voz de “Intrusos” llegó a Mitre

Hasta el año pasado el locutor conducía “Noches paranormales”, por Pop. Lo despidieron y cambió de aire.

-¿Cuándo decidiste que querías dedicarte a esto?

-Fue de chico, si tengo que buscar un punto fue el secundario, cuando estaba en tercer año empecé a sentir que me gustaba mucho hablar y que me escucharan, ser una especie de centro de atención. Lo canalizaba en campamentos, siempre iba como animador: recuerdo estar con el megáfono, arengando, haciendo juegos, leyendo un cuento en el fogón.

-¿Cómo fueron tus primeros trabajos de locutor?

-Estando en primer año del ISER mandé un demo a todas las radios. En ese momento eran imitaciones. Ahí me llamaron de Radio Mitre, y me dijeron que estaba re-loco, era un pibito de 20 años, pero entré. Empecé haciendo el humor, era el imitador del programa El Show de Boca, que se transmitía a la medianoche. Cuando me recibí, empecé a ser locutor comercial de fútbol, y estuve un par de años en Mitre deportivo.

-¿Y tus comienzos en televisión?

-En el año 2003, ya tenía mi carnet de locutor, mandé demos también a todos los canales de televisión. Como pasa siempre, cuando vos dejás un currículum en un medio, no llega a ningún lado. Lo que hice fue averiguar cuáles eran los nombres fuertes de cada canal, en América era Liliana Parodi. Entonces puse mi demo en un CD, en un sobre papel madera que decía: “Entregar urgente en mano a Liliana Parodi”, y no le puse remitente. Se lo dieron de inmediato. Liliana lo abrió, lo escuchó, le gustó y a los dos meses me convocó para un programa que hizo Georgina Barbarrosa que se llamaba Dale Georgina.

-¿Cuál fue el mejor trabajo que tuviste?

-Tengo que nombrarte dos. Intrusos para mí fue muy importante, vi el detrás de escena de uno de los programas líderes del espectáculo, y lo disfrute muchísimo en su momento. Meses antes lo dejé de disfrutar, ya no quería estar ahí. Y el otro es en Pop. Yo soy muy autoexigente y tenía el objetivo de liderar la franja de la noche. Pero no por ambición, yo quería probar que si a la gente le dabas un contenido original, lo iba a elegir. Otro objetivo que me había puesto era lograr el reconocimiento del medio. Durante dos años estuvimos nominados al Martín Fierro, primero yo como conductor, y el año pasado el programa. No ganamos, pero haber estado nominado es importante, quiere decir que no pasamos inadvertidos.

-¿Cuáles son los desafíos que atravesaste?

-El principal desafío fue construir seguridad a fuerza de golpes. A mí me pasaron muchas cosas malas en la vida, como a todos, y esas cosas te hacen cambiar. Me marcó mucho la muerte de mi papá. A partir de ahí me dio otra visión de la vida y de mí mismo. Y me marcó a fuego esto de no quedarse donde uno no está contento, animarte a buscar lo que querés, porque te vas a morir vos también. Es duro, pero para mí fue real. Cuando me entregaron una caja de madera y ahí estaban las cenizas de mi viejo, me dio un golpe de realidad:”Loco, en esa cajita estás vos también”. Ahí fue cuando tomé la decisión de dejar Intrusos, me dije: voy a perseguir mis sueños, y no me voy a quedar en un lugar donde no quiero estar.

-¿Y que sueño perseguís ahora?

-Disfruto mucho la conducción en tele. Era un desafío para mí ver si me la bancaba, y la verdad que me siento súper cómodo. Siento también que los medios están cambiando y ya no hay que ser tan conservador a la hora de hablarle a una cámara. Cuanto más natural sos, me parece que la gente más te elige. ¿Qué me encantaría? Un programa de entretenimientos, dónde pueda desplegar mi parte humorística, que tengo. Sé que va a pasar. No se cuándo, y sé que el camino tiene que ver con seguir siendo paciente. Y estoy dispuesto. Confío en mi laburo, soy seguro, se lo que doy y trato de ser distinto, de no copiar a nadie”.

 

Ingenioso, transgresor, y divertido, a sus 38 años Héctor Rossi lleva cumplidos varios sueños. Desde los 15 sabe que ésta es su vocación: hablar, entretener, comunicar. Fue locutor en Intrusos en TV, hizo Noches Paranormales, en Radio Pop, condujo el noticiero del domingo en A24, y es la voz de Warner Music.

Su carrera nació en Radio Mitre, haciendo imitaciones en un programa a la medianoche, y hoy la vida lo lleva nuevamente a donde todo empezó: después de ser despedido de Pop, conduce El show del verano, los sábados y domingos de 14 a 19, desde Mar del Plata, y acompaña a Alfredo Leuco en su programa Le doy mi palabra, durante la semana, de 17 a 19.

 

 

11 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.