(esp) ¿Qué estrategia de comunicación ha seguido la compañía que más ha ganado con el procés?

El procés ha afectado negativamente a una gran parte del tejido empresarial catalán. Según el estudio llevado a cabo por Reputation Institute, el 30% de las compañías inversoras de la Unión Europea ha reducido sus inversiones en España y Cataluña. Sin embargo, no todas las empresas han salido perdiendo con el procés. Es el caso de la cadena de supermercados catalana Bon Preu, que ha sabido manejar la situación política y social de Cataluña a su favor, lo que le ha servido para pasar de facturar 505 millones de euros en 2010, a facturar 1.076 millones en el último ejercicio, según ha adelantado El Economista.

El grupo presidido por Joan Font ha mantenido una comunicación estratégica clara: posicionarse a favor de la independencia de Cataluña. A la cadena, su posicionamiento ideológico, lejos de salirle caro, le ha reforzado. Según el citado estudio de Reputation Institute, el 23% de los españoles, sin contar Cataluña, ha dejado de consumir productos catalanes; y el 20,9% se plantea hacerlo. Además el 49% de los ciudadanos españoles, obviando Cataluña, dejaría de comprar productos catalanes si la comunidad autónoma se independizase. En ese sentido, Bon Preu cuenta con una ventaja: la inmensa mayoría de su actividad se desarrolla en Cataluña.

Ya en el año 2008, el grupo se unió a la campaña Si us plau, parla’m en catalá (por favor, háblame en catalán), por la que repartió 2.500 chapas a sus empleados con ese mensaje. Más tarde, en el año 2010, cuando el denominado procés comenzó a coger fuerza, su presidente, Joan Font, se posicionó claramente a favor de la independencia de Cataluña. De hecho, Font fue el único empresario que se adhirió al Consejo Asesor para la Transición Nacional que la Generalitat creó en el año 2013. La labor del dicho Consejo consistía en realizar asesoramiento sobre el proceso de secesión.

¿Quién dirige la comunicación del Grupo Bon Preu?
La responsable de Comunicación del Grupo Bon Preu desde hace casi 12 años es Susana Juan. Bon Preu fue una de las cadenas de supermercados que secundó la huelga independentista del pasado 3 de octubre. Las supermercados catalanes cerraron sus puertas junto con los de Condis. La huelga fue una respuesta del independentismo a la dureza de las cargas policiales durante el referéndum ilegal del 1-O. Sin embargo, llama la atención que Bon Preu fuera una de las compañías que cambió su sociedad de inversión en capital variable – Portfoli GT Sicav SA – al poco tiempo de celebrarse dicho referéndum.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.