(arg) El oficial y definitivo el cierre de tres canales

A la política de ajuste llevada adelante por el gobierno, se le suma la aniquilación de expresiones de la cultura nacional. Se determinó cerrar los medios creados en la última década con el propósito de difundir contenidos locales, tanto para niños como para adultos.

El titular de medios de Nación, el ex funcionario de la Alianza Hernán Lombardi, decidió cerrar definitivamente las señales de Encuentro, Paka Paka y DeporTV, luego de vaciarlas paulatinamente de contenido y de trabajadores.

La primera semana del año comenzó para 18 trabajadores de esas señales de la peor manera posible, con un impedimento a ingresar a su puesto de trabajo. El 4 de enero el Sindicato Argentino de Televisión (Satsaid), confirmaba esos despidos, que se sumaban así, a los más de 160 trabajadores cesanteados en la producción de contenidos de la Televisión Digital Abierta (TDA), en una clara política de vaciamiento.

“La reestructuración que plantea el gobierno con toda esta reducción va dirigida a tercerizar las contrataciones, precarizando el trabajo, beneficiando a grupos privados y generando un costo mucho mayor al Estado”, había manifestado Satsaid, al comenzar el año.

Pero el recorte del área de medios manejado por Lombardi, es más amplio y afectará también a trabajadores de la agencia de noticias Télam, a la propia TV Pública, y a los dos motores del fortalecimiento cultural en los últimos años, Tecnópolis y el Centro Cultural Kirchner.

En lo que respecta a las señales de televisión educativas y de entretenimiento que el gobierno de Mauricio Macri cerrará, trabajan 450 personas. En diciembre, al 60% de los mismos (contratados), les notificaron que no renovarán el contrato. A partir de enero ese número se expandió, y la cantidad de operarios que se mantienen en sus puestos ya no pueden llevar adelante el trabajo de emisión.

Esas señales, fueron creadas a partir de la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en el año 2009, y están destinadas a la producción de programas y contenidos culturales y educativos de gran calidad. Luego de la llegada de Macri al poder, se modificó su dependencia que estaba bajo la órbita del ministerio de Educación, a la del Sistema Federal de Medios, donde comenzó la disminución en la creación de contenidos, hasta el ansiado vaciamiento del Ejecutivo.

Desde el gremio que nuclea a los trabajadores entendieron que se trata de una medida incomprensible, perversa, cruel y arbitraria, la del gobierno de Cambiemos.

Todo esto se acentúa más si vemos, como lo detallamos oportunamente, el gasto desmesurado que se hace en el aparato de propaganda política con los grandes medios y periodistas afines a la gestión.

Los grupos multimediáticos que recibieron mayor cantidad de pauta oficial en el año 2017 (año de ajuste más fuerte de los medios públicos), fueron el grupo Clarín con más de 200 millones de pesos en pauta, Viacom con una pauta de 91.7 millones, y Grupo América ($65.6 millones), Prisa-Albavisión (57.3 millones) y Olmos (42 millones).

Luego figura el Grupo norteamericano Turner (34.4 millones), que a mediados de años se quedó con el Futbol Argentino, luego del cierre, en el marco de un plan de ajuste del programa Futbol Para Todos. La empresa de capitales extranjeros aumentó exponencialmente sus ingresos, teniendo un crecimiento de su pauta de un 470% (en relación al primer semestre 2017).

Aumentó la cantidad de fondos destinados a las webs de los principales portales de noticias del país. Nuevamente, el más beneficiado fue el Grupo Clarín, que junto con la web del Diario La Nación, recibieron un incremento de fondos por parte del gobierno superior al 5.000%.

Es decir, el destino de los fondos, no demuestra un plan de austeridad y de ajuste como pretende señalar el gobierno, sino una intencionalidad política y cultural de disminución de contenidos públicos y de depuración de trabajadores.

En ese marco, se dejó de producir contenidos en Encuentro, Paka Paka y DeporTV, en el mismo momento que se comenzó a pautar en publicidad a la generación de contenidos de productoras de periodistas afines al Ejecutivo.

En estos dos años el gobierno destinó fondos públicos a las producciones de Luis Majul por casi 6 millones de pesos. También a las de Joaquín Morales Solá y de Alfredo Leuco, por un millón de pesos cada uno, y otros periodistas como Luis Novaresio y Marcelo Longobardi.

En resumen, el cierre de las señales Encuentro, Paka Paka y DeporTV, no están relacionados a los costos, sino a cuestiones políticas, culturales e ideológicas que el gobierno pretende erradicar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.