(uk) La Unión Europea continuará permitiendo el bloqueo geográfico de los servicios en streaming

En marzo de 2017, la Unión Europea (UE) dio los primeros pasos hacia el desbloqueo regional de los servicios en streaming. En concreto, la autoridad pretendía eliminar el hecho de que ciertos contenidos de plataformas como Netflix estuviesen disponibles en un país y en otro no, sobre todo si tenemos en cuenta que uno de los principios de la UE es el mercado común.

En ese momento, se realizó un acuerdo por votación entre el Parlamento Europeo y los países miembros, con el fin de permitir que los usuarios trasladasen sus suscripciones a los países miembros de la Unión. De esta manera, los usuarios podían seguir viendo sus películas o series favoritas, así como escuchar sus listas de reproducción en Spotify, indistintamente del país de la UE donde estuviesen.

La última vez que este tema fue motivo de interés público fue en noviembre, cuando el Parlamento Europeo anunció que estaba concluyendo una propuesta legislativa para ir más allá, y ofrecer los mismos contenidos en streaming en todos los países de la UE.

Ahora, todo parece haber cambiado para la institución política, con la disolución de la propuesta inicial y el planteamiento de un nuevo texto que no incluye las condiciones iniciales que hemos mencionado anteriormente.

Los servicios de streaming continuarán restringidos geográficamente

Una noticia positiva es que la restricción geográfica en Europa ha sido golpeada duramente en el sector de los servicios online, ya que sus propietarios deberán ofrecer sus beneficios a todos los usuarios de la UE por igual, sin que exista diferencia con respecto a los usuarios nacionales.

Estas condiciones de igualdad se aplican a:

Compra de bienes en plataformas online.
Recibir servicios por Internet (hosting, almacenamiento en la nube, etc).
Recibir servicios ofrecidos en la ubicación del vendedor, como reservas en hoteles o juegos deportivos.
La mala noticia es que los servicios de streaming no están incluidos en estas nuevas reglas, así como cualquier plataforma que ofrezca contenido protegido por copyright como videojuegos, música, contenido multimedia y e-books. Por ejemplo, los usuarios no tendrán acceso al contenido que Netflix ofrece en los demás países de la UE, ni escuchar contenido exclusivo para otros países.

Apple pronostica invertir para 2022 4.2 billones de dólares en contenido original
Sin embargo, no todo parece estar perdido. Estas nuevas medidas estarán a prueba durante los dos años siguientes, con la Comisión Europea con el órgano evaluando si el contenido protegido por copyright debe ser incluido en la ley más adelante. En la nota de prensa del Parlamento se afirma que la medida se aplica ‘’por ahora’’, lo que evidencia que entienden que los usuarios esperaban una medida muy distinta.

Pese a que se trata de un paso importante para equilibrar la forma en que los usuarios utilizan estos servicios por Internet, no es el mayor esfuerzo que pudo haberse hecho. Estas nuevas reglas serán aplicadas antes de concluir este año, y deberán primero ser aprobadas por el Consejo Europeo.