(perú) Denuncian a periodistas del programa “Enfoques”

El juzgado penal unipersonal de Tarapoto recibió la denuncia penal contra los periodistas de Tarapoto, Glenda Mello Pinedo y César Gonzaga Fasanando, por el delito de presunta calumnia y difamación; según el documento, delitos a los que habrían incurrido por la emisión de un reportaje periodístico el pasado 27 de enero en el programa “Enfoques”, el mismo que se transmite por el canal Vía Televisión.
El querellante, Keneth Salas Delgado, interpuso la medida legal debido a que en el reportaje emitido en el programa, los mencionados periodistas le habrían atribuido un delito de función pública; según el denunciante, pese a que no contaban con sustento probatorio.
La denuncia afirma que en el reportaje televisivo, basándose en un informe de la Oficina de Control Interno (OCI) de la empresa Electro Oriente, se afirma que se encontró responsabilidad en Keneth Salas Delgado, en la compra de medicamentos y contratación de personal médico para la campaña de “Electrito Saludable”, cuando en realidad en ese entonces ejercía el cargo de administrador en la mencionada empresa el 2017.
El exfuncionario, según se menciona en el informe periodístico, se habría apropiado de dinero, además de falsificar documentos y de concertar voluntades con terceros para servicios que nunca se prestaron.
La denuncia penal también alcanza al abogado Oscar Cabrera Cabrera, profesional que durante el reportaje, indica que Salas Delgado habría incurrido en delitos como “apropiación de dinero, falsificación de documentos y concertación de voluntades con terceros para servicios que nunca se prestaron”. Pese a que según menciona la denuncia, el informe de OCI en ningún momento determina responsabilidad ni administrativa, civil o penal en contra del querellante.
El mencionado reportaje fue emitido coincidentemente en los días que se estaba realizando el proceso de concurso para ocupar plazas en la empresa Electro Oriente.
Sobre el caso, Keneth Salas Delgado no duda en afirmar que se habría montado una campaña de desprestigio en su contra aparentemente con la finalidad de dejarlo al margen y no acceder a la plaza de asistente de logística para el cual estaba concursando, y para presuntamente favorecer a otro postulante.
Salas Delgado denunció que durante el proceso de selección se habrían cometido irregularidades, como en la calificación de experiencia, ya que recalcó que su directa competidora solo tiene grado de bachiller y con menos experiencia en el cargo, mientras que él tiene título profesional, y el grado de Magister, así como varios años de experiencia, además de haber ocupado un alto cargo en la empresa de servicio eléctrico.