(mex) EJERCER PERIODISMO EN MÉXICO ES DE ALTO RIESGO

El asesinato de la youtuber mexicana Pamela Montenegro del Real, conocida como “Nana Pelucas”, parece augurar uno de los peores años para el periodismo en México.
Y es que con su violenta muerte –fue acribillada a tiros este 6 de febrero frente a un restaurante del puerto de la ciudad de Acapulco, en el estado de Guerrero– esta comunicadora independiente se incorpora a una lista de periodistas mexicanos asesinados que apenas se empieza a escribir este año.
En lo que va de 2018, con la muerte de Montenegro del Real, quien a través de su personaje Nana Pelucas exponía temas políticos en forma de sátira y realizaba entrevistas tanto a gente que encontraba en la calle como a funcionarios del Estado, suman cuatro los comunicadores que han perdido la vida en ese país por ejercer su profesión.
A solo 6 días de iniciar este año, José Gerardo Martínez Arriaga, editor de la agencia de noticias del diario El Universal de México, fue asesinado con varios disparos en el abdomen en un mercado de Coyoacán, Ciudad de México.
El 13 de enero, Carlos Domínguez Rodríguez, periodista del Diario de Nuevo Laredo, en la ciudad homónima del estado de Tamaulipas, fue asesinado de 21 puñaladas a plena luz del día.
Ocho días después, el 21 de enero, Agustín Silva Vásquez, reportero independiente del diario El Sol del Istmo, fue secuestrado en la localidad de Matías Romero, Oaxaca. Su vehículo fue abandonado en el poblado de Morrito, municipio de Asunción Ixtaltepec, en los límites con Veracruz. Aún no ha aparecido.
El peor año
México cerró el año 2017 con 12 asesinatos de periodistas, casi uno por mes, encabezando la lista de países con el mayor número de estos casos, por encima de naciones en guerra como Siria o Irak, según Reporteros Sin Fronteras.
La última víctima del año pasado fue Gumaro Pérez Aguinaldo, reportero de La Voz del Sur y trabajador del ayuntamiento de Acayucan, en Veracruz, quien fue atacado a balazos por dos hombres que entraron a la escuela de su hijo durante una fiesta decembrina.
Un informe de Reporteros Sin Fronteras reveló ese año que en México la presencia de las mafias del narcotráfico y la corrupción de los políticos son temas que abordan los comunicadores y los hacen blanco de amenazas, agresiones o asesinatos.
Respecto a periodistas desaparecidos, la organización Artículo 19 denunció en 2017 que en México suman 24 de estos casos desde 2003, lo que resulta en un promedio de dos comunicadores privados de su libertad por año.
Impunidad total
Se calcula que más de 110 periodistas han sido asesinados en México desde el año 2000. En este año van 4 y en 2017 fueron 12. De ese total, revela la DW, solo 48 casos han sido investigados y solo 3 han resultado en sentencias. “La impunidad para los asesinos de periodistas en México ha sido escabrosa”, revela el medio.
Asimismo, según el informe Libertades en Resistencia, divulgado en abril de 2017 por la sección México de la ONG Artículo 19, el 99,7% de las investigaciones por agresiones a periodistas permanecen archivadas en la impunidad.
Igualmente, de acuerdo con la Fiscalía para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), en más de 6 años –de julio de 2010 a diciembre de 2016– recibió 798 denuncias por agresiones contra periodistas.
De ese total de denuncias, de las cuales 47 fueron por asesinato, la FEADLE informó que solo tiene registro de tres sentencias condenatorias: una en el año 2012 y otras dos en 2016.
Pese a que las autoridades de Chihuahua informaron que fueron identificados el autor material y el autor intelectual del asesinato de Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada que investigaba temas de crimen organizado y corrupción, ninguno de los dos ha sido detenido.