(arg) GOBIERNO DE MACRI ESTUDIA BAJAR A LA MITAD LA PUBLICIDAD ELECTORAL EN RADIO Y TV

20-FEB/2018

“Espacio gratuito asignado por la Dirección Nacional Electoral”. La advertencia, antes de cada spot o aviso, fue una constante en cada campaña desde que en 2009 se sancionó la ley 26.571 de Democratización de los partidos políticos. Pero podría empezar a cambiar: por un pedido de asociaciones de canales de televisión y radios, el Gobierno analiza si impulsa la reducción a la mitad de los segundos que otorga a cada frente electoral.

El pedido formal se concretó este lunes en Casa Rosada, donde el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el secretario de Asuntos Políticos Adrián Pérez recibieron a representantes de la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA), encabezados por su presidente Eugenio Sosa Mendoza; y de la Asociación de Radiodifusoras Privadas Argentinas (ARPA), liderados por su vicepresidente 1° Edmundo Rébora.

Los medios plantearon su disconformidad por el impacto en sus cuentas y en sus productos que genera la obligación de ceder gratuitamente durante los períodos de campaña el 10% de su tiempo total de la programación, calculado en base a 12 horas de programación.

Son unos 4.320 segundos diarios por medio, es decir unos 72 minutos. Según datos oficiales, en las PASO se repartieron -vía sorteo- espacios publicitarios por un total de 58.000 horas de publicidad entre los 2.706 medios de todo el país. Para las PASO, proceso que duró 18 días, cada medio, debió emitir cerca de 77.760 segundos, mientras que para las elecciones generales la cifra subió a 99.360 segundos, ya que hubo 23 días de campaña.

Para las asociaciones de medios, además del perjuicio económico, también tiene un impacto en la programación ya que desvirtúa los contenidos. Entre los planteos que extendieron al Gobierno, según un documento al que accedió este diario, señalaron que “genera confusión y malestar en la ciudadanía por la saturación de los mensajes” y, por otra parte, “no permite analizar con claridad las propuestas de cada partido”.

Por lo tanto, las asociaciones buscan que se elimine por completo o que, en su defecto, el Estado pague por el espacio. El Gobierno quedó en responder, pero fuentes que participaron de la reunión admitieron que “es viable” reducirlo a la mitad, un término medio que conformaría a los medios. De todos modos, la última palabra será de Mauricio Macri.

De acceder al pedido, el Gobierno deberá definir qué cambios introducirá en el proyecto que ya está en el Congreso, dado que, además, la actual ley establece que los partidos políticos sólo pueden hacer campaña en medios audiovisuales a través de los espacios que asigna la DiNE. ¿Se volverá a posibilitar a los frentes electorales pautar en los medios?

Como la alternativa de que el Estado se encargue de pagar el espacio publicitario “no está en análisis”, en la Casa Rosada están ante una encrucijada, dado que la ley garantiza igualdad de posibilidades para los partidos políticos, ya que otorga difusión a aquellos con menores recursos para hacer campaña.

Actualmente, el 50% del tiempo total se distribuye por igual entre todas las agrupaciones. En tanto, el otro 50% se distribuye de manera proporcional a lo que cada partido haya tenido en las últimas elecciones.

De esta manera, los partidos políticos sólo deben hacerse cargo de los gastos de producción de los spots. Por este motivo, entienden en el Gobierno, la pelota está también del lado de la oposición: “Nosotros no tenemos mayoría, necesitamos que haya consenso”.