(esp) Drones (para) reporteros

Medios y facultades de comunicación apuestan por incorporar a su funcionamiento las aeronaves sin tripular para llegar allí dónde los periodistas no pueden

La aplicación de los drones al periodismo se ha extendido hasta tal punto que medios de comunicación de todo el mundo los están incorporando con frecuencia como herramientas para llegar allí donde los profesionales no pueden y, además, diversos centros universitarios se están especializando en la formación sobre el manejo de estos aparatos. Las aeronaves sin tripulación han ayudado a conseguir imágenes que no podrían haber sido obtenidas de ningún otro modo. Sin embargo, también han ocasionado graves problemas de seguridad.

Cuando habían vuelto temporalmente al aeropuerto algunos de los aviones que en octubre de 2017 estaban luchando contra los incendios forestales del norte de California (Estados Unidos), un dron sobrevoló esa misma instalación. El retraso que causó este dispositivo tuvo consecuencias muy negativas en la recuperación de la actividad de los aviones. Según las autoridades regionales, aquellos minutos eran cruciales en el avance de la extinción del fuego.

Los drones han ayudado a conseguir imágenes que no podrían haber sido obtenidas de ningún otro modo

Ese mismo mes, otro dron chocó contra un avión de pasajeros que quería aterrizar en Québec (Canadá). La administración federal norteamericana de aviación (FAA, por sus siglas en inglés) recibe más de cien informes mensuales sobre actividades sospechosas, la mayoría, ilegales, llevadas a cabo por drones. Para evitar que los periodistas que buscan grabar o fotografiar desde el cielo acontecimientos de interés general cometan infracciones como éstas, las facultades se están atreviendo a ofrecer programas especializados.

Eso es lo que en Estados Unidos hacen el Drone Journalism Lab de la Universidad de Nebraska-Lincoln o la Drone Journalism School del Insituto Poynter, en la línea del trabajo efectuado por referentes internacionales como DART Drones y en colaboración con gigantes tecnológicos como Google. La cadena de noticias CNN o el periódico USA Today se han beneficiado de sus aportaciones, en las que el valor informativo se combina con la legislación sobre seguridad e intimidad y con los principios éticos y deontológicos de esta tarea. Ahora mismo, USA Today cuenta con una veintena de pilotos de aparatos no tripulados dedicados en exclusiva a labores periodísticas.

Los medios tratan de combinar el interés informativo con la legislación sobre seguridad e intimidad y con los principios éticos y deontológicos

Los directivos de la empresa prevén crecer en esta área en los próximos meses. Recuerdan que, si se compara la inversión que requiere esta innovación con lo que históricamente han gastado los medios en alquilar helicópteros para lograr resultados similares, los drones les salen baratos. Igualmente, pueden emplearse en la cobertura de todo tipo de sucesos y eventos. Gracias a los drones, diarios impresos y digitales, cadenas de televisión e incluso emisoras de radio han podido contar mejor cómo se han desarrollado manifestaciones y conciertos, catástrofes naturales y desastres bélicos, y, por supuesto, partidos y citas deportivas de lo más variados.

Por esta razón, másteres sobre esta última especialidad, los deportes, como el de la Facultat de Comunicació i Relacions Internacionals Blanquerna (Barcelona) ya organizan en sus clases demostraciones con este equipamiento. Mientras, en Estados Unidos, la FAA ha emitido más de 60.000 certificados para manejar drones desde septiembre de 2017. Y, por supuesto, los periodistas se han sumado a esta fiebre.