(esp) Bertín Osborne se harta de Telecinco y del capo Paolo Vasile

Como explica David Lozano este 25 de marzo de 2018 en ‘EsDiario’, a mediados de febrero de 2018, y en pleno debate sobre la renovación del espacio, la dirección de Telecinco decidía de forma unilateral cambiar el día de emisión de Mi casa en la tuya, el programa de entrevistas que conduce Bertín Osborne, y que tras la llegada a TVE de Maestros de la costura a la noche del lunes en La 1, la cadena decidía elegir Got talent para enfrentarse al novedoso programa de costura y pasar al programa de Bertín a la noche de los viernes.

La jugada no salió del todo mal y hasta ahora, salvo la entrevista con la actriz Belén Rueda, todos los programas habían logrado sobrepasar el 14% de cuota de pantalla con 2 millones de espectadores.

Pero este viernes la cosa ha cambiado. Después del gran enganche del partido entre las selecciones de España y Alemania, el programa de Bertín Osborne cogía el relevo con un fortísimo liderazgo de Telecinco que se esfumaba tan pronto como arrancaba la entrevista al piloto Carlos Sainz.

La entrevista registraba el peor dato de la temporada anotando un 9’9% de share, muchos puntos por debajo de la media del espacio.

Bien es cierto que por décimas lideraba una noche en la que ya se notaba la caída de consumo televisivo con motivo del inicio de las vacaciones de Semana Santa, pero no es menos cierto que, tal y como ha podido saber ‘EsDiario’, en el entorno de la productora del programa existe cierto hartazgo con la emisión de los viernes.

Así, apuntan a este diario las fuentes consultadas, entre los responsables del programa y el propio Bertín “existe el convencimiento de que hubiesen superado con creces el número de espectadores si el cambio de día no se hubiese trasladado a la noche del viernes”.

Consideran el batacazo del último programa como un aviso.

Por ello, siempre las fuentes consultadas, desde la productora se va a presionar a Mediaset:

“si es necesario hablaremos con el mismo Paolo Vasile”.
Eso explican, aclarando que lo harán con la intención de que se programe cualquier día pero no los viernes”.

Precisamente con el programa del pasado viernes, el del peor registro de la temporada, Telecinco ha cumplido el contrato que firmó con Proamagna en marzo de 2016 y que les unía hasta finales de 2018 y en el que acordaron producir un mínimo de 65 programas por un valor de 225.0000 euros (si la entrevista tenía una duración de 70 minutos) o un importe mayor, 250.000 euros, por un programa de 80 minutos.