(global) Netflix dobla en valor a GM y reordena negocio de productoras de televisión

Las compañías de streaming reestructuran la oferta de tv

Andrés Venegas Loaiza

El fenómeno Netflix ha cambiado el ordenamiento de las compañías de telecomunicaciones. La franquicia de streaming, que inició como un alquiler de DVDs en 1997, hoy tiene una capitalización de mercado de US$130.484 millones, superando la de McDonalds (US$125.118 millones) y Nike (US$ 107.655 millones) y doblando la de General Motors (US$48.836 millones). Netflix a finales del año pasado contaba con más de 110 millones de suscriptores, situación que acompañada con el fortalecimiento de otros servicios de streaming como el de Amazon Prime Video (más de 44 millones de suscriptores) han generado la necesidad a las empresas tradicionales de telecomunicaciones a comprar, fusionarse o crear nuevos productos para competir.

Grandes compañías de medios han hecho sus jugadas. Walt Disney Company compró en diciembre gran porción de los activos de 21st Century Fox Inc. por un valor de US$52.400 millones y asumió una deuda de Fox de US$13.700 millones. Este movimiento le agrega un ingrediente más al plan de Disney de acabar su acuerdo de licencias con Netflix, vigente hasta 2019, fortaleciendo su plataforma Hulu en la batalla que tiene por el streaming con la empresa de California. Según la consultora YipitData, entre los contenidos de Disney y los adquiridos de Fox, suman 19% de los contenidos más populares disponibles Netflix.

La compañía del ratón cuenta con 60% de Hulu con la compra a Fox. El servicio de suscripción de videos tiene, además, entre sus accionistas a Comcast (30%), que maneja la franquicia de Universal Studios, y a Warner Bros. Entertainment Inc. (10%). Además, está desarrollando dos plataformas de streaming, una de ellas para Espn, que probablemente incluirá los contenidos de los canales regionales deportivos de Fox que adquirieron, y la otra sería exclusiva para las películas y series de Pixar y Disney. La compra le permite controlar los estudios de cine y televisión de Twentieth Century Fox, sus canales de entretenimiento y canales internacionales de negocios, así como las cadenas FX y National Geographic, los canales de televisión Star en India y 39% del proveedor satelital británico Sky Plc, adquiriendo franquicias como X-men, Avatar y Los Simpson.