(esp) FALLECE PEPE MEDIAVILLA, LA VOZ DE MORGAN FREEMAN Y GANDALF

Este jueves 19 de abril es un día muy triste para el mejor doblaje español. Se nos ha ido uno de los más grandes maestros: Pepe Mediavilla, actor y actor de doblaje que ejerció durante más de 50 años y fue la voz habitual de Morgan Freeman y del mago Gandalf.

Voz absolutamente reconocible por su gran gravedad y a la vez por su ternura, se definió a sí mismo como “el eterno secundario” por la gran cantidad de personajes secundarios que le tocó doblar.

Además era usuario habitual del portal eldoblaje.com y daba consejos y relataba experiencias en el foro de esa web, en el que era muy querido y admirado.

50 años dan para mucho, y Pepe Mediavilla no solo supo aprovecharlos doblando a todo tipo de personajes, sino que ejerció también como locutor de radio y tenía canal de YouTube propio en el que deleitaba a sus fans con grandes dosis de profesionalidad a través de bellos poemas recitados por él mismo.

Pepe Mediavilla, tras muchos años doblando a Morgan Freeman, tuvo un punto y aparte en su carrera cuando Miguel Ángel Jenner, también actor y actor de doblaje, le propuso para un papel que marcaría el resto de su vida: doblar a Ian McKellen en la trilogía de El Señor de los Anillos, tanto en las ediciones normales como en las extendidas. Frases como “¡¡No puedes pasar!!” o “no diré no lloréis, porque no todas las lágrimas son amargas” quedan para la posteridad como ejemplo de grandísimas interpretaciones. Por supuesto su trabajo continuaría en la trilogía de El Hobbit y daría voz al mismo actor nuevamente tanto en las ediciones de cine como en las extendidas.

Tuvo, por supuesto, muchísimos más doblajes destacados, y de hecho él siempre dijo que el que más le había costado fue el de una película de animación: el de Rasputín en Anastasia. Ahí el actor de doblaje no solo tuvo que hablar a gritos sino hasta cantar, y además reconoció que llegó a romperse la voz y requerir cirugía.

Se va, en fin, una de las voces más importantes de todos los tiempos, que se une a la de maestros de la talla de Manolo Cano, Rogelio Hernández y otros tantos que dejaron tras de sí una escuela de actores de doblaje que trabaja hoy en día. Descanse en paz, MAESTRO Mediavilla.