(esp) La Liga ultima las medidas necesarias para la venta de derechos audiovisuales en España

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha hecho llegar a La Liga sus últimas recomendaciones antes de que se conozca la resolución definitiva por la puja de los derechos audiovisuales dentro de nuestras fronteras. En un comunicado oficial, La Liga ha anunciado que el borrador que han presentado a Competencia cumple “parcialmente con las obligaciones establecidas por el Real Decreto-ley 5/2015”, tal y como ha hecho constar la CNMC.

En juego está la adjudicación de los derechos audiovisuales de las tres próximas temporadas (2019/2020-2021/2022). Desde La Liga aseguran que van a estudiar cuidadosamente las recomendaciones realizadas en el informe, con la intención de que la versión final que se publique en las Bases sea acorde con lo establecido en la normativa de defensa de la competencia.

¿Cuáles son las modificaciones que propone Competencia?
Entre los distintos aspectos que el organismo presidido por Javier Tebas debe modificar según la CNMC destaca el acceso a los estadios, las franjas horarias o las obligaciones en materia de publicidad, entre otros. Pero, además, en el Informe remitido a La Liga, la CNMC también hace referencia a las siguientes bases:

La Liga deberá revisar la redacción de todos los lotes de derechos de modo que se eviten distorsiones o confusiones en torno a su contenido.
Revisará toda la regulación referente al acceso a los estadios de fútbol, de acuerdo con la Ley 7/2010, así como a las resoluciones de la CNMC, preservando el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 19.3 de la Ley 7/2010.
Tendrá que revisar las franjas horarias en las que se disputen los partidos de fútbol que puedan ser objeto de esta licitación, evitando la incertidumbre sobre la fijación de horarios por parte de los adjudicados, tal y como exige el artículo 4.4.c) del Real Decreto-ley 5/2015.
Revisar el propio procedimiento de adjudicación de lotes para adecuarlo a los términos del artículo 4.4.d) del Real Decreto-ley 5/2015.
Deberá eliminar el lote 7 de derechos, puesto que distorsiona injustificadamente la adjudicación de los lotes 4 y 5 del mismo procedimiento, permitiendo que sea un mismo operador de televisión de pago el que acapare el núcleo principal de derechos licitados por LNFP.
Aplicará los criterios establecidos por las distintas autoridades judiciales y de competencia, minimizando las distorsiones en la adjudicación de los derechos.
Tendrá que revisar las obligaciones de información y de comercialización impuestas a los adjudicatarios de los lotes, ya que éstas incluyen obligaciones que van más allá de lo razonable y que pueden incumplir la Ley de Defensa de la Competencia.
Se evitará incluir obligaciones a los prestadores de servicios de comunicación audiovisual en el ámbito de la publicidad, especialmente en lo relativo a los patrocinios, que puedan ser incompatible con la Ley 7/2010.
De esta manera se abre la carrera para adjudicar los derechos audiovisuales de la principal competición de fútbol de nuestro país para las tres próximas temporadas. Comienza por tanto una lucha entre las principales operadoras para hacerse con los derechos de La Liga, con los que su presidente, Javier Tebas, pretende embolsarse 1.300 millones de euros por cada una de las temporadas con su explotación únicamente en España.

Todo parece indicar que en esta ocasión no sucederá lo ocurrido hace varias semanas con los derechos de la Copa del Rey. Recordemos que Competencia dictaminó que el borrador que presentó la Federación Española de Fútbol no se ajustaba a la normativa vigente y paralizó la venta de los derechos correspondiente a la final de esta competición, provocando las quejas de las grandes operadoras, entre ellas, Mediaset.