(mex) Reportera deportiva acosada sexualmente rompe el silencio en Twitter

“No nos vamos a callar y no nos vamos a dejar”, expresó.

María Fernanda Mora rompió el silencio luego de que el 26 de abril interrumpiera una transmisión en vivo para el canal Fox Sports debido a que un hombre la acosó sexualmente durante su reporte por los el triunfo de Chivas, en la Concachampios.

Hasta hace unos días solo se conocía el video donde se observa a Mora golpeando a un aficionado, lo que generó gran controversia en redes sociales, pues mientras unos la señalaban de exagerada, otros le brindaron su apoyo.

Tras las criticas María Fernanda decidió emplear su cuenta de Twitter para narrar en un comunicado lo que sucedió durante el evento:

A la opinión pública:

Lo que me sucedió la madrugada del pasado jueves en la Fuente de la Minerva, en Guadalajara, durante los festejos de la Liga de Campeones, le sucede a miles de mujeres todos los días en infinidad de espacios públicos.

La diferencia radica en que a mí me pasó durante un enlace en vivo por televisión y que decidí defenderme. Mi reacción es lo que convirtió el hecho en algo viral.

A los que dicen que exageré porque se trató de un “arrimón”, les comento: hasta una mirada lasciva vulnera a una mujer. Pero no, no fue un “arrimón”, y explico lo que aconteció, no porque tenga que hacerlo, sino porque quiero hacerlo.
Durante el enlace, este pseudoaficionado me agarró un glúteo. Pensé: “Puede ser un roce accidental a causa de los empujones de la gente”, y continué hablando frente a la cámara.

Este sujeto, envalentonado porque no reaccioné y seguí haciendo mi trabajo, me metió la mano entre los glúteos en dos ocasiones más. Decidí defenderme.

No me arrepiento en lo absoluto de mi manera de actuar ante su ataque porque anteriormente ya había sufrido de acoso en el desempeño de mi labor periodística. No lamento la forma en la que me defendí porque las mujeres NO NOS VAMOS A DEJAR y NO NOS VAMOS A CALLAR. Hay que dejarlo muy en claro: el problema siempre es el agresor, no nosotras.
El hecho no es salir de noche sola, no es caminar por la calle, no es usar un bikini, un escote pronunciado o una falta corta. El problema es que existen quienes se sienten con derechos sobre el cuerpo de otra persona.

He recibido muchas muestras de apoyo, las cuales agradezco infinitamente, pero me alarman los cientos de comentarios –algunos acompañados de pornografía- en los que me dicen que: “me lo merecía”, que soy una “puta”, que me van o que me debieron “violar”, que yo me lo “busqué” y que qué esperaba de esa situación.

Me inquietan los titulares que minimizan, cuestionan o entrecomillan el acoso del cual fui víctima, que tergiversan el escenario y me señalan a mí como agresora. Es fácil distorsionar la información cuando no se estuvo ahí, finalizó en el comunicado.
Según al medio HuffPost México, la reportera señaló que se alejará unos días de la opinión pública tras brindar esta explicación.