(esp) MEDIASET TIRA LA TOALLA Y RENUNCIA A LOS PROGRAMAS INFORMATIVOS

Los contenidos informativos nunca han sido la gran baza de Mediaset. El grupo responsable de Telecinco y Cuatro lleva años dando prioridad al entretenimiento y haciendo de los realities la columna vertebral de su programación. Con la cancelación de Las mañanas de Cuatro ha dado un paso más en esta línea, dando por perdida la batalla informativa y poniendo punto y final a uno de los pocos programas informativos y de contenido político que perpetuaba en Mediaset.

Desde el grupo de Fuencarral van a aprovechar el arranque del próximo Mundial de fútbol de Rusia para despedir Las mañanas de Cuatro de una manera velada. Sin embargo será un adiós sin retorno. El espacio que presenta Javier Ruiz, competencia directa de Al Rojo Vivo, no volverá ni en verano ni en septiembre. De hecho, el portal Bluper, va más allá y asegura que una de las posibilidades que barajan desde el Grupo sustituir el programa por Mujeres y Hombres y Viceversa y no por una nueva tertulia política.

La noticia soprendía porque Las mañanas de Cuatro se anotaba su segunda mejor marca anual y estaba viviendo una de sus mejores semanas de los últimos meses. Entre el lunes 14 de mayo y el jueves 17, el programa ha promediado un 11,7% de share y 657.000 espectadores de media, cifras que superan la media habitual de la cadena.

Un espacio que lleva en la cadena desde 2006, cuando se convirtió en el primer magazine de esta televisión, presentado por Concha García Campoy. Después cogería el testigo Marta Fernández para pasárselo a Jesús Cintora, con el que vivió su época dorada y posteriormente Javier Ruiz. Él será el último presentador de este programa, que no volverá después del verano, a pesar de que Mediaset aseguraba en su comunicado oficial que “adelantaba el final de su temporada.

Precisamente el presentador ha querido pronunciarse sobre la despedida de Las mañanas de Cuatro. Con un tono serio y franco Javier Ruiz abría la puerta a las claves de la despedida: “Poderes económicos, poderes políticos, intereses económicos, intereses políticos. Si lo hemos conseguido o no, juzguen ustedes”. Además, ha asegurado que no se pronunciará más sobre la despedida del programa porque “los protagonistas están ahí fuera”. En esta misma línea, el presentador de la tertulia política de Cuatro ha mandado un mensaje a Ferreras, su máximo competidor: “Aquí los periodistas no somos protagonistas”.