Ordenan tasar los activos de Oil Combustibles, y hay expectativa por los medios de Cristóbal López

(AR) Después de determinar que la oferta de YPF fue la más favorable para administrar Oil Combustibles SA, la petrolera de Cristóbal López, el juez comercial Javier Cosentino ordenó tasar los activos de la empresa para conocer su valor actual, al ser la principal accionista de los medios de comunicación del Grupo Indalo, también serán tasados todos ellos y será el juez quien decida cómo se podrían vender.

En las próximas semanas YPF, la petrolera con participación del Estado, asumirá oficialmente la administración de la petrolera de Cristóbal López. Según pudo saber Clarín, se encuentran coordinando con Dapsa -la empresa que comercializará la red de estaciones de servicio que abastecerá YPF-, y los administradores de la quiebra para la gestión de la compañía.

Estas dos firmas propusieron abastecer de combustible a la red de estaciones de servicio de Oil, “garantizando sin condicionamientos y asumiendo el riesgo de la operación, el abastecimiento con combustibles de calidad”.

Además, cada mes inyectarán 3,3 millones de dólares para garantizar el pago de salarios de los trabajadores.

Por otro lado, “Se está trabajando en los planes para la remediación de la refinería de Oil en San Lorenzo, para que ese trabajo se haga según estándares de la industria”, indicaron fuentes oficiales a Clarín.

Para YPF, que ofertó ante el juzgado de Cosentino, el activo más valioso de Oil Combustibles es la terminal portuaria y el almacenaje. Además, cuenta con algunas estaciones de servicio bien ubicadas y “eso se valora en el mercado”. No así la refinería, que cuenta con instalaciones que deben refaccionarse.

La tarea que queda por delante es saber cuánto valen los activos de Oil porque el próximo paso que dará el juez Cosentino es poner a la venta los mismos en el marco de la quiebra de la petrolera.

Por esta razón, ordenó hace pocos días tasar los activos de la petrolera, que incluyen a los medios de comunicación ya que la compañía es la principal accionista de los mismos.La tasación, según confirmaron fuentes de la empresa a Clarín, se hará por separado, es decir compañía por compañía. Después, “serán el juez, los veedores y tasadores los que decidirán si se ponen en venta y de qué manera”, señalaron las fuentes.

Según la documentación que tiene el juez Cosentino, figura que la empresa Telepiú es la controladora de C5N. Y que el 80% de Telepiu es de South Media Investments, de la cual el 94,34% es de Oil Combustibles. Es por eso que la quiebra de la petrolera impacta en forma directa sobre el canal de noticias de López y De Sousa.

Según la Justicia, Telepiú fue adquirida en 2012 a Daniel Hadad con el dinero que Oil Combustibles no tributó al fisco en concepto del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC), generando una deuda de 8.000 millones de pesos con el Estado. En esa época, C5N no tenía deudas con el Estado y sus empleados cobraban los salarios sin inconvenientes.

De hecho, sumando las deudas de las otras empresas de Grupo Indalo, el monto total ya supera los 20.000 millones de pesos, contabilizando intereses y punitorios. Fue esta maniobra la que les valió un procesamiento -y ahora la cárcel- a López y De Sousa por defraudación agravada.

Los medios de comunicación del Grupo Indalo se encuentran concursados. Se trata de: Telepiú (C5N), Ideas del Sur, Votionis (Radio 10 y Mega), Imagen Radial (Radio One), Dh Com (Radio Pop), Radio Productora 2000 (Radio Vale), Pensado para Televisión (PPT), Editorial Amfin (Ambito Financiero), Nefir (Ambito.com), Real Time Solutions (Diarioregistrado.com) e IGD (Diario El Patagónico).

Además, los medios de comunicación de Cristóbal López acumulan deudas por 900 millones de pesos con la AFIP por la falta de pago de los aportes a la seguridad social de sus trabajadores.

En este complejo escenario, el canal de televisión llega a la tasación con un déficit mensual de 1, 3 millones de pesos, y la necesidad de 10 millones de dólares para sanear su estructura financiera y operativa.