Gran tamaño y resolución 4K, los televisores favoritos para ver el mundial

TECNOLOGIA 4K
TECNOLOGIA 4K

(GLOBAL) La temporada mundialista es el agosto en ventas para los fabricantes de televisores. ¿Vale la pena cambiar de dispositivo? ¿Qué trae esta tecnología?

El Mundial de Fútbol es uno de los eventos más esperados y quizá el que más público convoca a nivel global. El torneo pasado, realizado en Brasil, fue visto por más de 1.000 millones de personas. Esto ayuda a explicar por qué, cuando se aproxima el pitazo inicial, las ventas de televisores se disparan.
“Estimamos para este 2018 un crecimiento en las ventas entre 30 % y 40 %. Toda la demanda se desplaza al primer semestre, especialmente entre abril y julio, cosa que no pasa en un año sin Mundial”, cuenta Julián Orozco, gerente de producto de la marca colombiana de tecnología Kalley.

Otros competidores, como LG y Samsung, esperan un panorama similar. Este último tiene las mejores expectativas, con un incremento de 47 % en ventas durante la temporada.

Lea también: Comercio en Bogotá está listo para el mundial

En materia de tecnología, Rusia 2018 presenta varias diferencias con el torneo anterior. Para empezar, tendrá el debut de la asistencia arbitral con video, sistema conocido como VAR. Por otro lado, será el primer Mundial transmitido en resolución 4K.

En palabras simples, 4K significa que tiene cuatro veces la resolución del anterior estándar, conocido como HD (high definition, en inglés). O sea, la primera tecnología viene con suficientes pixeles para llenar cuatro pantallas HD.

Más pixeles equivalen a mayor resolución, y esto implica tener más detalle y definición en la imagen. Como lo explica Miguel Ángel González, gerente de comunicaciones de audio y video para Samsung: “Si pones un televisor de 60 pulgadas HD a competir con un 4K, se nota la diferencia. La calidad del primero es más baja, el detalle se pierde. En cambio, con el otro, aquello que se veía borroso ahora se aprecia mejor”, explica González.
Sin embargo, no basta con tener un televisor 4K para ver la diferencia. Los contenidos también deben manejar el mismo estándar. Y aquí está el lado más flaco de esta tecnología, pues la creación de productos en esta resolución avanza, pero sigue siendo una oferta limitada, presente en su mayoría en servicios de streaming.

El Mundial de Fútbol es uno de los eventos más esperados y quizá el que más público convoca a nivel global. El torneo pasado, realizado en Brasil, fue visto por más de 1.000 millones de personas. Esto ayuda a explicar por qué, cuando se aproxima el pitazo inicial, las ventas de televisores se disparan.
“Estimamos para este 2018 un crecimiento en las ventas entre 30 % y 40 %. Toda la demanda se desplaza al primer semestre, especialmente entre abril y julio, cosa que no pasa en un año sin Mundial”, cuenta Julián Orozco, gerente de producto de la marca colombiana de tecnología Kalley.

Otros competidores, como LG y Samsung, esperan un panorama similar. Este último tiene las mejores expectativas, con un incremento de 47 % en ventas durante la temporada.

Lea también: Comercio en Bogotá está listo para el mundial

En materia de tecnología, Rusia 2018 presenta varias diferencias con el torneo anterior. Para empezar, tendrá el debut de la asistencia arbitral con video, sistema conocido como VAR. Por otro lado, será el primer Mundial transmitido en resolución 4K.

En palabras simples, 4K significa que tiene cuatro veces la resolución del anterior estándar, conocido como HD (high definition, en inglés). O sea, la primera tecnología viene con suficientes pixeles para llenar cuatro pantallas HD.

Más pixeles equivalen a mayor resolución, y esto implica tener más detalle y definición en la imagen. Como lo explica Miguel Ángel González, gerente de comunicaciones de audio y video para Samsung: “Si pones un televisor de 60 pulgadas HD a competir con un 4K, se nota la diferencia. La calidad del primero es más baja, el detalle se pierde. En cambio, con el otro, aquello que se veía borroso ahora se aprecia mejor”, explica González.
Sin embargo, no basta con tener un televisor 4K para ver la diferencia. Los contenidos también deben manejar el mismo estándar. Y aquí está el lado más flaco de esta tecnología, pues la creación de productos en esta resolución avanza, pero sigue siendo una oferta limitada, presente en su mayoría en servicios de streaming.

Youtube, Netflix y Amazon Prime son algunos de los proveedores que están invirtiendo más en producir contenido que aproveche tecnologías como 4K o HDR (alto rango dinámico), que a su vez utilizan imágenes con menor compresión y más información para desplegar en un mayor número de pixeles, con mejores niveles de contraste y balance de colores, por ejemplo.

Netflix estima que tiene más de 1.200 horas de programación en 4K y supera las 200 con HDR. Directv también ha invertido en la transmisión de contenidos en esta resolución. “La 4K UHD, con una cantidad aproximada de 4.000 pixeles horizontales en una pantalla, ofrece una mayor claridad y es uno de los mejores formatos de imagen disponible en la actualidad para el hogar”, dijo la empresa cuando anunció su nueva oferta de contenidos.

Es un universo que se está expandiendo, pero aún no alcanza los niveles de producción en HD actuales y este es un factor a tener en cuenta para tomar la decisión de cambiar, o no, de televisor.
El mundo en grandes pulgadas

Los fabricantes de televisores aseguran que la tendencia de consumo en Colombia ha crecido hacia las pantallas con más pulgadas, un factor que saca el mayor jugo de la resolución 4K.

Aunque las opiniones pueden estar divididas en este punto, el salto de calidad entre HD y 4K no resultan ta dramático y esencial como lo fue el de definición estándar (SD) hacia HD. En últimas, puede que muchas personas no perciban la diferencia entre un televisor en HD y uno en 4K, al menos en una pantalla pequeña. En una grande, la cosa cambia.

“Entre más grande sea un televisor, más resolución va a necesitar, de lo contrario se sacrificaría la nitidez de la imagen”, afirma Catherin Ospina, gerente de mercadeo de televisión en LG Electronics.

Ospina asegura que la tendencia de compra en Colombia está volcada hacia lo que denomina los “gran pulgada”: televisores que exceden las 55 pulgadas. “Por el Mundial, la gente siempre va a querer dimensiones significativas. Lo que cambió es que hace cuatro años un televisor grande era de 32 o 42 pulgadas. Ya no. Ahora el término es para 55, 65 y de ahí en adelante”, precisa Ospina.
Otras opciones

Si lo suyo no son los televisores, también puede conseguir proyectores en 4K, que despliegan contenido rico en colores y contraste sobre telones instalados en casa. Son opciones más costosas, en promedio, pero también permiten tener una experiencia parecida al cine.
Ahora, también hay proyectores portátiles, que permiten llevar la fiebre mundialista a cualquier lugar gracias a su batería recargable incorporada, altavoces integrados y conectividad a televisión TDT.

Al final del día, un buen consejo a la hora de comprar es que si ya tomó la decisión, trate de ver los modelos que está considerando en vivo y en directo, pues si bien todos pueden ser 4K, cada marca tiene sus propias particularidades, ventajas y desventajas. Cada una trabaja con formas de procesar la imagen diferente, con tecnologías distintas que interpretan las imágenes de maneras diversas. Ir y probar siempre será buena opción.
Con todos estos cambios y desarrollos, vale la pena preguntarse: ¿qué será lo nuevo para el pitazo inicial en Catar 2022?