La guerra del ‘streaming’ se calienta con la nueva división de Apple Music

(GLOBAL) Con su división de publicación de música, Apple Music puede tener un as bajo la manga para acercarse al líder del sector, Spotify.

Apple Music y Spotify están en las trincheras de las guerra del streaming, y Apple está luchando por cada centímetro.

La semana pasada, Apple Music anunció que estaba estableciendo una división global de publicación de música, despertando asombro en el mundo de la música, con expertos de la industria preguntándose qué significaba la movida.

Por lo general, los editores de música trabajan con los compositores, ayudando con el proceso creativo y asegurándose de que cobren regalías por sus composiciones. Pero Apple Music dijo que este no será el papel de su nueva división.

Un portavoz de Apple Music dijo que el lanzamiento de un departamento de publicación de música no es un cambio en la firma de compositores directamente. En su lugar, permitirá que el servicio de transmisión funcione de manera más cercana y efectiva con los editores de música que representan a los compositores.

Los expertos en publicaciones creen que este es un movimiento legal para garantizar que los compositores reciban un pago justo de la transmisión. Pero los analistas de la industria dicen que esta conexión más cercana también podría indicar que Apple Music espera obtener lanzamientos tempranos y eventos únicos, y finalmente ganar algo de equilibrio contra su rival de primera línea, Spotify.

Hay dos aspectos en la creación de una canción: está la grabación de la canción, manejada por la discográfica y el artista, y está la composición subyacente, o la composición de canciones.

Esta división crea dos derechos de autor separados y, por lo tanto, dos flujos de ingresos: uno para la grabación y otro para la composición. Este último es donde los editores de música entran en escena.

Cada vez que la canción es grabada por un artista, o utilizada en un anuncio o programa de televisión, por ejemplo, al compositor se le deben varios tipos de regalías. Una de las funciones de los editores de música, que representan a los compositores, es garantizar que sus clientes reciban las regalías de publicación a las que tienen derecho.
¿Qué tiene Apple bajo la manga?

Los servicios de streaming como Apple Music le deben varios tipos de regalías a los compositores. Pero, como suele ser el caso, la ley se mueve a un ritmo más lento que la tecnología.

El desafío complejo en la era digital es garantizar que los ingresos de publicación se paguen correctamente a las personas adecuadas, porque la falta o el exceso de datos de propiedad puede ser problemático.

Es por eso que la decisión de Apple Music de establecer una división de publicación de música probablemente sea una decisión legal en gran medida. Apple espera que el proceso de regalías sea más limpio para sus contadores. Lo dirigirá Elena Segal, abogada que anteriormente fue directora legal de iTunes International.

Pero Apple también quiere encontrar nuevas formas de crear contenido único, especificó Gene Munster, jefe de investigación de Loup Ventures. Aunque es probable que los artistas y compositores vacilen en ser exclusivos de un solo servicio de transmisión, probablemente acepten ofrecer alguna prioridad, como trabajar juntos en un evento promocional o en un lanzamiento anticipado en la plataforma.
¿Quién está ganando la guerra del streaming?

Apple Music tiene solo la mitad del número de suscriptores pagos que su rival, Spotify.

Aún así, Apple Music está ganando terreno, dijo Munster. Tiene la ventaja de ser parte del sistema operativo de iPhone, proporcionando una manera fácil de comercializar el servicio. Apple Music actualmente está creciendo a una tasa del 5%, y Spotify al 2%, según el Wall Street Journal, y está en camino de superar a Spotify en suscriptores de este verano.

Trabajar con los editores parece ser una prioridad en los servicios de streaming. En abril, Spotify anunció su adquisición de Loudr , una compañía que “crea productos y servicios que facilitan identificar, rastrear y pagar regalías a los editores de música”.

En un comunicado de prensa, Spotify dijo que la adquisición contribuiría a “continuar los esfuerzos hacia una industria de publicación de música más transparente y eficiente para compositores y titulares de derechos”.

En cuanto a Apple Music, el representante subrayó que no se está moviendo en una nueva dirección, sino que está haciendo lo que siempre hace, sirviendo a la industria musical de la mejor manera posible.