El vicepresidente de Guatemala pide apoyo a los medios comunicación para frenar la violencia sexual

El vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera, solicitó hoy a los medios de comunicación su apoyo para combatir la violencia sexual en el país, donde miles de niñas y adolescentes son violadas hasta por sus familiares.

Cabrera dijo en su discurso con motivo del lanzamiento de la campaña “no más violencia sexual”, que canales extranjeros promueven este problema con la difusión de hasta “caricaturas pornográficas”.

“Estamos contra un problema que queremos combatir pero muchos medios de difusión apoyan este tipo de cosas para que no reine la paz en la sociedad a nivel mundial”, expresó.

El vicepresidente expresó que, en el caso de Guatemala, los propios padres, tíos y hermanos, son los que “violan a sus familiares”.

Cabrera invitó a la familia a “ponerse la mano en la conciencia para cambiar esta cultura” y pidió el apoyo de los medios de comunicación a que se unan a la campaña y hacer conciencia en la sociedad.

La titular de la Secretaría contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (SVET), adscrita a la vicepresidencia, Claudia Ordóñez, dijo que se necesita del apoyo de todos los sectores para combatir este flagelo.

Explicó que la campaña busca poner “un alto a la violencia sexual” en Guatemala.

“Una población informada y empoderada pondrá un alto a los diferentes delitos relacionados con la violencia sexual”, aseguró la funcionaria, que también instó a los medios de comunicación a participar en esta campaña.

En la campaña se pide a las víctimas del delito de violación “no bañarse, lavarse o desechar sus prendas u objetos previo a ser atendidas por un médico y colocar la denuncia”.

También a que acudan inmediatamente después del hecho a un hospital porque tienen el derecho a recibir atención para evitar enfermedades de transmisión sexual como el VIH.

Por su parte, la directora de la SVET, Gabriela Sandoval, explicó que la campaña es educativa y busca promover la cultura de la denuncia.

Dijo que entre el 1 de enero y 31 de agosto pasado, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), registró 5.649 casos de reconocimiento de delitos sexuales.

“Esto muestra que la violencia sexual es un fenómeno grande y preocupante en Guatemala”, sostuvo la funcionaria.

De acuerdo con el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (OSAR) en el primer semestre de este año se registraron 51.110 casos de embarazos en mujeres de entre 10 y 19 años, la mayoría producto de agresiones sexuales.