Inversión española en nuevo cable submarino por el sur

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció hoy una inversión millonaria del sector privado que permitirá reforzar la infraestructura de telecomunicaciones de la isla caribeña a partir del cable submarino de fibra óptica que enlaza Brasil, la capital de la isla y Estados Unidos.

Rosselló señaló en conferencia de prensa que la iniciativa permitirá que Puerto Rico se convierta en un centro a nivel regional para el desarrollo de nuevos negocios al atraer nuevas inversiones de empresas, atraídas por la capacidad de banda ancha que ofrecerá la isla caribeña.

“Aspiramos a reconstruir Puerto Rico y convertirlo en un lugar mucho mejor”, dijo tras anunciar el proyecto, del que forman parte la compañía Telxius, la filial de la española Telefónica dueña del cable submarino, y The Phoenix Fund, un grupo inversor internacional.

Telxius es una compañía global de infraestructuras de telecomunicaciones de Telefónica que gestiona una red internacional de cable de fibra óptica de aproximadamente 87,000 kilómetros, de los cuales 36,000 son en propiedad.

The Phoenix Fund pagó 30 millones de dólares a Telxius que permitirá disponer de una capacidad de 13,000 gigabits por segundo, lo que se espera sea un atractivo para la llegada de nuevas empresas y permitirá además a las compañías locales ser mucho más eficientes. Además, se espera que en el futuro se inviertan hasta 100 millones de dólares más en la circunvalación de toda la isla con cable de fibra óptica, con lo cual en todas las partes de ese territorio caribeño se dispondrá de mucha mayor capacidad de gigabits que incrementará la potencia de las telecomunicaciones.

La inversión de 30 millones de dólares incluye que el cable de fibra óptica cuente con estaciones de amarre en la costa sur de la isla, lo que facilitará a Puerto Rico estar conectado en caso de que una emergencia afecte a los cables que entran por el norte de la isla.

“Este proyecto representa un gran avance, no solo para la preparación ante desastres, sino en la capacidad de Puerto Rico de proveer tecnología con las mejores prácticas en el mercado, lo que ayuda a seguir transformando a la isla en un centro de oportunidades de desarrollo de nuevos negocios”, subrayó Rosselló.

La presidenta del Negociado de Telecomunicaciones (NET), Sandra Torres, indicó que esta iniciativa permitirá a Puerto Rico anticiparse al crecimiento de aplicaciones de internet con una gran demanda de ancho de banda y la consecuente creación de empleos de alta remuneración.

El cable submarino forma parte de los proyectos que lleva a cabo la administración de Rosselló para potenciar la respuesta de Puerto Rico ante potenciales futuros desastres naturales.

En el futuro, habrá conexiones al cable que circunvalará la isla en los municipios de Ponce, Mayagüez, Aguadilla, Manatí y Humacao.

Además, se construirá un centro de datos neutral con apertura a todos los operadores y proveedores de internet.

Según el plan económico y de recuperación de desastres para Puerto Rico recién publicado, se recomienda la construcción de una nueva infraestructura de telecomunicaciones.

Torres subrayó que la inversión hoy anunciada permitirá que las distintas áreas de Puerto Rico posean mayor independencia para contar con acceso al cable de fibra óptica que circunvalará la isla caribeña.

La funcionaria insistió en que el proyecto anunciado pone a Puerto Rico en la vanguardia tecnológica al permitir un acceso a las telecomunicaciones de forma mucho más rápida y eficiente, lo que favorecerá que nuevas empresas se instalen en la isla caribeña.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, indicó por su parte que es una gran oportunidad para la mejora del sector industrial en Puerto Rico.