Las gafas antipantallas, una forma de desintoxicarse de la tecnología

La realidad es que en los últimos años pasamos más tiempo delante de una pantalla, ya sea la televisión, el móvil o la tablet, que delante de las personas. En el trabajo y en nuestro tiempo libre abusamos de la tecnología, que en los últimos años ha mejorado en calidad, tamaño y portabilidad. Para combatir esto llegan las IRL Glasses, un proyeco que ofrece unas gafas polarizadas con el poder de bloquear la gran mayoría de las pantallas. El mecanismo es el mismo que utilizan los filtros polarizados de fotografía. Al girar la lente 90 grados frente a una pantalla, toda la luz que emite es bloqueada, dando apariencia de estar apagada. Estas gafas también cuentan con un filtro ultravioleta, así que también sirven para bloquear este tipo de luz. Aunque por el momento funcionan con un amplio número de televisores y con algunos ordenadores, todavía no pueden bloquear las pantallas de los smartphones u otros paneles basados en la tecnología OLED. IRL Glasess lleva un par de días en Kickstarter (una plataforma de financiación de proyectos) y en solo ese tiempo ya ha alcanzado el 80 por ciento de los 25.000 dólares que necesita para pasar a su fase de producción. Puedes conseguir una de estas gafas por 49 dólares, precio menor al que saldrá cuando se pongan a la venta (79 dólares). Aunque alcance antes o no el dinero necesario, hasta el mes de abril de 2019 no se pondrá en marcha su comercialización.
La era del bloqueo Quizás estas gafas solo sean el primer paso hacia una sociedad similar a la de White Christmas de la serie Black Mirror, en la que cada episodio presenta un futuro distópico invadido por la tecnología. En concreto, este capítulo presenta un porvenir en el que los seres humanos llevan integrado en su cuerpo un implante con el que pueden bloquear la imagen y el sonido de otras personas.