Argentina: nueva Ley Audiovisual toma forma en Tucumán

Tucumán es la tercera provincia argentina que aprobó el mes pasado una Ley Audiovisual, que deberá reglamentarse y promulgarse antes de fin de año. La normativa incluye la creación de una plataforma OTT gratuita y un canal por Internet.

Impulsada por Silvia Rojkés, legisladora y presidenta de la Comisión de Educación y Cultura, junto al sector productivo local liderado por Tucumán Audiovisual- Asociación Civil de Trabajadores Cinematográficos, y la Cámara de la Industria Audiovisual de Tucumán (CIAT), la “Ley de Promoción de la Actividad Audiovisual” obtuvo dictamen positivo en la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Legislatura el pasado 27 de septiembre. Para entrar en vigencia, sólo resta la promulgación por parte del gobernador, Juan Manzur.

Desde el sector privado se destacan como impulsores los productores Gustavo Caro, Martín Falci, Nicolás Cápola y Juan Pablo Di Bitonto. Estos dos últimos son presidente y vicepresidente de la CIAT, un organismo clave en este proceso lanzado oficialmente durante el Festival de Cine de Tucumán de agosto pasado.

El órgano administrativo que regule esos fondos será el Consejo de Artes Audiovisual de Tucumán (CAAT), formado por el director de la Dirección Artística de Medios Audiovisuales más seis consejeros: dos del sector audiovisual independiente (Tucumán Audiovisual y CIAT), uno del sector gremial con sede física real en la provincia, uno de la escuela universitaria de Cine, Video y Televisión de la Universidad Nacional de Tucumán, y uno del Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán (IDEP).

CAAT funcionará dentro del organigrama del Ente Cultural de la Provincia (ECP) y tendrá a su cargo el impulso y el fomento de realizaciones multimediales del ámbito local. En el capítulo 3 se indica que el CAAT debe crear un “Mecanismo de Promoción Audiovisual” que articule programas de promoción e implementación con criterios de selección. Para concretar ese apoyo, contará con un fondo de fomento audiovisual, que en principio recibirá una asignación en el Presupuesto General de la Provincia de una partida no menor a tres veces el costo medio de una película argentina fijado por el INCAA.

A través de una resolución publicada en agosto pasado en el Boletín Oficial de la Nación, el Instituto estableció un valor de $12,5 millones como presupuesto para las obras de producción argentina. Por tanto, el CAAT debería recibir recursos por $37,5 millones para el fondo de fomento, es decir cerca de USD 1 millón. La iniciativa habilita al Ente Cultural a solicitar la ampliación de ese monto.

Una parte interesante de la ley indica en dos artículos específicos la obligación de difundir los contenidos locales tucumanos. Por tanto, señalan que se creará un a “Plataforma de Contenidos Provinciales en Formato Digital”, de acceso público y gratuito destinada a difundir todas las obras beneficiadas por este régimen. Por otro lado, se establece la puesta en funcionamiento de un canal por Internet para la transmisión de contenidos culturales, científicos y educativos.

Prensario entrevistó a Juan Pablo Di Bitonto, de la productora Carbono Films, quien explicó: ‘El sector local comenzó a moverse con mayor autonomía y a ganar peso específico en los últimos 3-4 años. A partir de la usina de trabajadores Tucumán Audiovisual y el apoyo de los legisladores se logró este primer paso fundamental’.

La CIAT nació al calor de ese movimiento y hoy nuclea unos 35-40 productores pymes que trabajan para canales y players locales como Canal 8 (VIACOM Telefe) el estatal Canal 10 (que retransmite contenidos de eltrece de Buenos Aires), y América TV de Buenos Aires que produce algunos contenidos locales a través de su señal digital terrestre. Otros jugadores importantes son La Gaceta Play y el sitio El Tucumano, que han desarrollado programas y micro-documentales.

‘La industria audiovisual de la provincia tiene unos 15 años, e incluye actores clave como la Escuela de Cine de la Universidad Nacional de Tucumán. Ahora con esta normativa queremos darle un nuevo impulso. Más allá del fomento en producción, creemos que es más importante el fomento en desarrollo. Por eso la propuesta es un plan a 5, 10 y 15 años: no queremos que se destine dinero a proyectos que no están maduros’, explicó Di Bitonto.

‘Estamos muy interesados en sumar socios de coproducción regionales, entendiendo que hay provincias muy avanzadas en esta industria, como el caso de Misiones, Mendoza y Córdoba. Un aspecto importante de la ley es que los fondos se destinarán a través de productores tucumanos, de las que se está armando un registro único; y que para aplicar los proyectos deberán tener un 50% de trabajo local, técnicos y actores’, finalizó el productor.