(arg) Adepa denunció “censura” contra los medios por parte del juez Carzoglio

periodista colombia huelga hambre

periodista colombia huelga hambre La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) denunció este jueves “censura” por parte del juez de Avellaneda Luis Carzoglio, quien días atrás falló en contra de la detención del sindicalista Pablo Moyano en el marco de la causa que investiga lavado de dinero y negocios ilegales en el club Independiente. El repudio tuvo lugar luego de que el magistrado prohibió la difusión de información e imágenes sobre Roberto Petrov, relacionadas a una causa por corrupción. En una nota dirigida al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Carzoglio pidió que “se notifique a todos los medios periodísticos de radio y televisión la prohibición por el plazo de 180 días de difundir información e imágenes respecto de la persona de Petrov Roberto y su núcleo familiar, ello en lo que respecta a la presente investigación en la que resulta imputado el nombrado”. “Imponer la censura y consecuente desinformación de la ciudadanía sobre temas de importancia institucional, implica propiciar la ignorancia del pueblo, fomentar la impunidad y cercenar la libertad de expresión, que es la base de todo sistema democrático constitucional y de su Estado de Derecho”, sostiene Adepa en su comunicado. La entidad recordó además la jurisprudencia establecida por la Corte Suprema de Justicia en los casos “Ministerio Fiscal c/ Diario La Provincia”, “Daniel Mallo”, “Salvo c/ Artear”, “Menem c/ Editorial Perfil”, “Verbitsky” y “Servini de Cubría”. “El alcance de la prohibición constitucional de la censura no se refiere solo al examen previo del contenido de las publicaciones sino también a una censura ejercida con respecto a la decisión de ejercer la libertad de expresión”, afirma. En este sentido, también citó el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que establece que “la censura previa es incompatible con la plena vigencia de los derechos humanos y sus garantías”, y demanda la revocatoria de la censura impuesta autoritariamente por un juez al desconocer la esencia de nuestro Estado de Derecho. El pasado 16 de octubre, Carzoglio rechazó un pedido de detención que pesaba contra Pablo Moyano que había sido elevado por el fiscal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera. Ese mismo día, el magistrado dio una conferencia de prensa para denunciar “presiones” y “carpetazos” por parte de los medios. “Este juez no se ha dejado llevar por las presiones de las partes. Tampoco se dejó presionar por la campaña de prensa, especialmente llevada a cabo por el grupo Clarín y La Nación”, aseguró en ese momento. El magistrado adjudicó asimismo la filtración de información sobre su carrera judicial a la Procuración de la Provincia de Buenos Aires. Los datos sobre su currículum circularon en algunos diarios y canales de televisión y según denunció, “sólo los tenían” las autoridades de este organismo. “No me van a correr con carpetazos”, les dijo..