UN EMPLEADO DE GOOGLE PULSA EL BOTÓN EQUIVOCADO Y PROVOCA 10 MILLONES DE PÉRDIDAS

Aunque tendemos a pensar que la intervención humana es mínima en servicios como el mercado de publicidad de Google, cuya complejidad es legendaria, también el factor humano es importante. Y si no que se lo digan a un aprendiz que provocó unas pérdidas millonarias para la empresa por un error.

Según Financial Times todo sucedió cuando un empleado de Google que estaba aprendiendo a usar el sistema fue más lejos de lo que su entrenamiento requería y creó un anuncio ficticio de color amarillo que apareció en numerosas webs. Es sabido que muchos sitios de internet dejan su publicidad en manos de la empresa californiana.

Este anuncio no tuvo alcance global, pero a pesar de ello las perdidas fueron cuantiosas

Así que para incredulidad de algunos durante 45 minutos en Estados Unidos y Australia se vio el anuncio fantasma. Aunque en principio parece algo inofensivo, se calcula que debido a los precios que se barajan en el mercado de subastas de publicidad las perdidas para Google han ascendido a 10 millones de dólares.

Como no podría ser de otra forma la empresa se ha disculpado y compensará por el error a las webs que se vieron afectadas. Tal y como se indica en Financial Times este error pone de relieve que los fallos catastróficos que se pueden producir en los mercados bursátiles por la complejidad de los sistemas tecnológicos que los rigen, pueden también afectar al mercado publicitario de internet. Este error es la prueba de ello.

Aunque esto también pone de relieve el tremendo poder de Google en el mercado de la publicidad a nivel global. Un periodo de 45 minutos en ese mercado pueden provocar unas pérdidas que resultan increíbles, sobre todo teniendo en cuenta que el anuncio no tuvo un alcance global.

Este error pone de relieve que los fallos que se pueden producir en los mercados bursátiles por la complejidad de los sistemas tecnológicos que los rigen, pueden también afectar al mercado publicitario