La inversión de publicidad en televisión se estanca por segundo año consecutivo, según Barlovento

Madrid-La inversión de publicidad en televisión no creció en 2018, como ya sucedió en 2017, lo que supone el segundo año consecutivo en el que se registra esta tendencia de estancamiento, según el informe anual de Barlovento Comunicación sobre el ‘Análisis Televisivo’.

Barlovento señala el último informe Zenith Vigía de noviembre, en el que se indicaba que los datos de inversión publicitaria en televisión durante 2018 oscilarían entre serían entre medio punto porcentual menos o medio punto más que el año anterior, cuando se destinaron 2.143 millones de euros a publicidad en televisión, lo que representaba el 1,07 por ciento del PIB de España.

“Por tanto, se puede prever que la inversión en televisión alcanzará una cifra prácticamente similar a la obtenida en 2017 en una horquilla de 2.140-2.160 millones de euros, a pesar de que el Producto Interior Bruto español crecerá el 2,6 %, según estimaciones del Banco de España en septiembre pasado”, explica Barlovento en su informe, actualizado con datos del 31 de diciembre.

Por otra parte, el consumo de televisión descendió en España en 2018 tras el aumento que se había registrado el año anterior gracias al concepto del factor de ‘invitados’ (aquellos espectadores que no viven en el hogar), según el informe anual de Barlovento.

La investigación muestra que el consumo televisivo en 2018 –234 minutos por persona y día, es decir, tres horas y 54 minutos de consumo diario sobre un ‘universo de consumo’ de 44,6 millones de ciudadanos en España de 4 o más años de edad– ha experimentado un descenso de seis minutos respecto a 2017, cuando la media era de 240 minutos por persona al día.

Además, los datos del estudio indican que el número de personas que diariamente contactan con el medio, tanto en el concepto de televisión en abierto o gratuito o bien en la modalidad de pago, ha sido de 31.459.000 espectadores, lo que supone un total de 878.000 menos que el año anterior y la audiencia acumulada más baja de la historia.

Según los datos del informe, recogido por Europa Press, 2012 registró el máximo histórico con 246 minutos de consumo diario de televisión convencional, mientras que el consumo en 2017 es el tercer mejor registro histórico desde 1992, por detrás del consumo anual de 2012 (246 minutos) y de 2013 (244 minutos).

Por forma de visionado, los 234 minutos por persona y día se desglosan en 216 minutos de lineal tradicional (8 minutos menos que en 2017), 12 minutos de ‘invitados’ (1 minuto más que 2017) y 6 minutos de ‘diferido’, contenidos televisivos vistos durante los 7 días siguientes de la emisión original (2 minutos más que 2017).

Asimismo, se registra un promedio de tiempo diario de cinco horas y 15 minutos por espectador, cifra sin apenas variaciones respecto al 2017. Los segmentos demográficos que más tiempo dedican a ver la televisión son las mujeres, con un promedio diario de cuatro horas y nueve minutos; los maduros de 45a 64 años con cuatro horas y 44 minutos; y los mayores de 64 años con seis horas y cuatro minutos.

Por otro lado, el mes de mayor consumo diario de televisión ha sido febrero con una media de 262 minutos por individuo, mientras que el de menos consumo, como es habitual, ha sido agosto con 190 minutos. Respecto al zapping, el número promedio al día es de 12 sesiones por espectador.

TELEVISIÓN DE PAGO, MÁXIMO HISTÓRICO

Los resultados del estudio en relación con los sistemas de distribución indican que televisión se sigue viendo mayoritariamente a través de Televisión Digital Terrestre (TDT) con el 75% y que la televisión de pago ha registrado su máximo histórico con el 25% de cuota, gracias al incremento fundamentalmente del sistema IPTV, que ya representa el 12% del total del visionado. Además, el Cable desciende al 10% y el Satélite Digital registra el 3%.

Por otro lado, el estudio destaca que el género con mayor presencia en las parrillas de programación ha sido la ficción (41,4%), seguida del entretenimiento (16,1%) y los deportes (14,1%). Además, en el desglose por los tres grandes grupos de cadenas se muestra que tanto en las nacionales en abierto y las de pago, el género de mayor presencia es la ficción; mientras que en las autonómicas es la información.