APPLE TV SE SUMA A LA GUERRA DEL STREAMING

apple tv
apple tv

(Argentina) En nuestro país, las cifras demuestran estancamiento: el consumo de TV sigue estando liderado por el cable (69,3%), seguido por los canales de aire (50,4%) y en tercer lugar Youtube y Netflix (19,3%), según la última encuesta de consumos culturales de la Secretaría de Cultura de la Nación.

Esta semana se lanzó el catálogo de la flamante plataforma de contenidos Apple TV+ que busca competirle (y si es posible desplazar) a Netflix, algo que vienen intentando desde hace tiempo Amazon, Hulu y cadenas como HBO o Fox Premium, además de la reciente Disney rearmada con la compra de Fox.
A nivel local, Flow no se propone algo tan inalcanzable como neutralizar a Netflix, pero al menos intenta ofrecerle a su abonado una alternativa acorde a los tiempos de televisión wifi, una arena en la que el cable tradicional tiende a perder terreno en el mediano plazo.
Sin embargo debe recordarse que el consumo de TV en Argentina sigue estando liderado por el cable (69,3%), seguido por los canales de aire (50,4%) y en tercer lugar se ubican Youtube y Netflix con (19,3%), según la última encuesta de consumos culturales de la Secretaría de Cultura nacional. Por ahora en nuestro país, la TV del futuro sigue siendo una práctica reservada a una minoría.
En Apple TV+ estarán Steven Spielberg, quien pasó de hacerle la guerra Netflix a producir contenidos para la plataforma, Oprah Winfrey, Reese Witherspoon, Jennifer Aniston, Steve Carell y Jason Momoa. Spielberg dirigirá la serie de cómics clásicos “Amazing Stories”, Winfrey dijo estar produciendo dos documentales: uno bajo el título “Toxic Labor”, que versará sobre acoso en el entorno laboral, y otro que se centrará en la salud mental. Carrell, Aniston y Witherspoon protagonizarán “The Morning Show” y J.J. Abrams realizará un programa sobre jóvenes artistas titulado “Little Voice”. Y el pájaro “Big Bird” de “Sesame Street” fue el encargado de anunciar un programa infantil titulado “Helpsters”.
La empresa de Cupertino también reveló otro servicio de contenidos en “streaming” bautizado como Apple TV Channels, que integra programación de Amazon, Hulu, Epix, HBO, Showtime y Starz, entre otros, además de los canales de suscripción tradicionales del mercado estadounidense.
Una de las sorpresas fue conocer que Amazon y Hulu hayan aceptado estar presentes en Apple TV Channels, ya que este constituye una competencia para sus propios servicios, lo que explica que Netflix, el actual líder de suscripción en “streaming”, no esté disponible en la plataforma de Apple.
Según explicó el vicepresidente de servicios de Apple, Peter Stern (ex directivo de Time Warner Cable), Channels permitirá a los usuarios pagar únicamente por aquellos canales que quieran ver, sin tener que contratar “paquetes”, y permitirá descargar los contenidos para que puedan ser visualizados sin conexión a internet.
Apple TV+ estará disponible en más de 100 países a partir de mayo, no incluirá avisos publicitarios y por el momento no se anunció cuál será su precio. Spielberg, que le declaró la guerra a Netflix, estará sin embargo en Apple con una serie de comics, género estrella en las últimas semanas
A propósito de la repercusión de “Love, Death & Robots”, la antología de episodios cortos de ciencia ficción producida por David Fincher y Tim Miller, los fans del género lo equiparan a Star Trek: Discovery o The Walking Dead, pero no se ha demorado la primera polémica.
Netflix utiliza diferentes fotogramas e imágenes publicitarias para captar al televidente. Este mecanismo se corresponde con el porcentaje de compatibilidad entre diferentes películas resumido en “Porque viste …te interesará…”. Y todo sobre la base de un algoritmo que sigue sembrando dudas.
El año pasado algunos usuarios de raza negra se sintieron ofendidos al comprobar que Netflix les sugería contenido sobre la base de imágenes de actores afroamericanos (con lo que se supone que la plataforma conoce la raza de cada usuario) y con el lanzamiento de “Love, Death & Robots” el colectivo LGTBQ se sintió ofendido.
Un hilo publicado en Twitter por Lukas Thoms, cofundador de ese colectivo, mostraba las diferencias entre el orden de reproducción con el que Netflix presentaba la serie a un usuario hetero y a otro homosexual. Una denuncia viralizada volvió a apuntar contra la plataforma y su misterioso algoritmo.
En la publicación de Thoms se indicaba que a él le aparecía en primer lugar el capítulo con temática lésbica mientras a uno de sus amigos heterosexuales le sugerían otro episodio cuyo contenido incluía sexo hetero. El interrogante radica en cómo averigua Netflix la orientación sexual de sus usuarios o el color de piel para poder ofrecer tal o cual contenido. ¿Casualidad o conspiranoia? Hay que asumir que la información que se suministra acaso ingenuamente mediante redes sociales y hasta WhatsApp no es privada, aunque día por medio Facebook Instagram o Google sugieran a los usuarios modificar perfiles para mejorar las condiciones de privacidad.