PIDEN LA QUIEBRA DE DOS EMPRESARIOS K POR NO PAGAR JUICIOS LABORALES

( Argentina) Un síndico reclamó esa medida contra Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, porque no indemnizaron a empleados del diario Tiempo Argentino.

El síndico de la Cámara de Apelaciones en lo Comercial, Pablo Berardino, pidió la quiebra de los empresarios de medios K Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, por no pagar las indemnizaciones de periodistas y otros empleados del diario Tiempo Argentino.

Se trata de los delegados de la cooperativa “Por Más Tiempo” Claudio Mardones, Alfonso de Villalobos y Alejandro Wall, quienes trabajaban en la empresa Balkbrug, que editó Tiempo Argentino entre los años 2010 y 2016. Luego del vaciamiento del diario, los trabajadores crearon la cooperativa, que relanzó Tiempo Argentino.

La quiebra ya rige para Balkbrug. Pero el síndico pretende hacerla extensiva a sus dueños, Szpolski y Garfunkel, además de a otras empresas del Grupo 23, como Milke, Desup, Gortem y Comunidad Virtual, que eran dueñas de Radio América, el canal CN23 y las versiones locales de las revistas Newsweek y Forbes, entre otras.

En diciembre pasado Szpolski prestó declaración ante el tribunal y la sindicatura, donde intentó eludir su vínculo con la empresa Balkbrug y su responsabilidad en el manejo de Tiempo Argentino. Mientras que Garfunkel no se presentó a declarar, por estar fuera del país.

A pesar de que ambos empresarios intentaron desligarse del manejo de Tiempo Argentino, a través de la designación de testaferros en los cargos directivos, el síndico comprobó que Szpolski y Garfunkel eran sus dueños y tomaban las decisiones en ese diario.

El síndico Berardino sostuvo que “el Grupo 23 pertenecía a Szpolski y Garfunkel”. Y puso como ejemplo la declaración de una testigo, que mencionó que Szpolski tenía el manejo financiero y de los contenidos del grupo de medios K “hasta la finalización del mandato de Cristina Fernández de Kirchner”, según contó Sandra Cuello.

Además Szpolski está procesado en otras causas judiciales y tiene embargos por $ 106 millones, por evasión de aportes laborales en el Grupo 23. Esas causas las lleva adelante el juez en lo Penal Económico Juan Galván Greenway, a partir de una denuncia original que realizó el ex titular de la AFIP, Alberto Abad, en julio de 2016. Esa denuncia la continúa impulsando el actual titular del organismo recaudador Leandro Cuccioli.

Si bien Garfunkel no está acusado en esas causas judiciales, el empresario está procesado y embargado en $150 millones, por evadir el pago del impuesto a las ganancias, en una transferencia de 20 millones de dólares en el año 2010.