(UY) Partidos políticos uruguayos firmaron compromiso contra generación y difusión de noticias falsas

“Quien siembra odio recoge violencia”, expresó el presidente Tabaré Vázquez, en parte de la carta de adhesión al compromiso contra la generación y difusión de noticias falsas, promovido por la sindical Asociación de la Prensa Uruguaya (APU). En el texto, leído en el acto realizado este viernes 26, el mandatario destaca los valores éticos del proyecto y consideró que profundizan las raíces democráticas de Uruguay.

El acto de adhesión al compromiso contra la desinformación impulsado por APU, el sindicato que congrega a los trabajadores de los medios de comunicación de Uruguay, tuvo lugar en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo.

Asistieron los presidentes partidarios, Javier Miranda del Frente Amplio, Beatríz Argimón del Partido Nacional, Max Sapolinsky del Partido Colorado, Pablo Mieres del Partido Independiente, y Edgardo Novick del Partido de la Gente, junto al candidato a mandatario de Uruguay por la Unidad Popular, Gonzalo Abella, así como otros destacados dirigentes.

El presidente Vázquez expresó su adhesión en una carta “a la loable y compartible iniciativa presentada por la APU, que muestra un gran compromiso y seriedad para encarar los temas que hacen a la vida política del país”.

El mandatario destacó los valores éticos del proyecto y se mostró convencido de que este tipo de actividades profundizan las raíces democráticas del país, defendidas por la enorme mayoría de los ciudadanos. En ese sentido, añadió su compromiso de trabajar juntos en esa lucha y rechazó la generación de noticias falsas. “El que siembra vientos recoge tempestades, quien siembra odio recoge violencia”, enfatizó.

Por su parte, el presidente de la Fundación Astur, Enrique Iglesias, explicó que la revolución de las comunicaciones generada por las redes sociales son un “instrumento fabuloso que hace cambiar la forma de hacer política y de comunicarnos, pero en él se ha instalado la mentira”.

Para erradicar ese problema, consideró necesario como primer paso tomar conciencia del tema y, en segundo lugar, comprometer a todos los actores para prevenir la deformación de la verdad por medio de la ética. De esa manera, se envían mensajes éticos a la opinión pública dejando clara la necesidad de defender la democracia, aspecto en el que Uruguay es líder en el mundo, subrayó.

A su vez, el presidente de la APU, Fabián Cardozo, destacó el valor de este compromiso, que coloca a Uruguay en la vanguardia internacional en “un momento en que la palabra ética se vuelve protagonista”. Agregó que, con este acuerdo, se busca construir un periodismo de paz, empeñado en dedicar soluciones alternativas a la escalada del clamor y violencia verbal.

Cardozo aclaró que no se trata de un pacto entre políticos y periodistas, sino que es el sistema institucional el que deberá autoregularse apoyado por esta iniciativa.