(esp) La crisis de la prensa catalana:futuros recortes en ‘La Vanguardia’ y ERE en ‘El Periódico’

El sector de la prensa no levanta cabeza y tampoco lo hacen las principales cabeceras catalanas (El Periódico del Grupo Zeta o La Vanguardia del Grupo Godó) que se encuentran envueltas en procesos más o menos duros de ajustes y recortes en medio de la crisis independentista que aún sacude a dicha comunidad autónoma. Las plantillas de ambos diarios llevan años sufriendo el desgaste vivido en las cuentas de sus medios principalmente a causa del descenso en sus ventas, en su difusión y en su inversión en publicidad.

Ni siquiera el procés, la aplicación del artículo 155, o las elecciones catalanas han logrado mejorar las cifras en papel de El Periódico o La Vanguardia, aunque sí en el terrero digital donde sus webs han ganado adeptos en los últimos meses por ser el centro de la actualidad informativa, según comScore. Sin embargo, las malas noticias no dejan de llegar para los trabajadores de estas dos cabeceras en forma de despidos o de recortes salariales.

De hecho el Grupo Zeta ya ha puesto sobre la mesa el desglose del ERE que afectará a El Periódico tan solo unos días después de haber cerrado dos cabeceras míticas como Tiempo e Interviú. El Comité de Empresa ha dado a conocer que Zeta planea el el despido del 65% de los comerciales en publicidad y el 40% de la plantilla que forma la redacción de El Periódico. Pero además, despedirá al 60% de los trabajadores que cubren logística y el 45% de los trabajadores pertenecientes a administración y sistemas informáticos. Este primer planteamiento ha supuesto el rechazo frontal de la plantilla y las negociaciones se prevén de lo más tensas en las próximas semanas.

En el caso de La Vanguardia y según adelanta El Confidencial el nuevo Convenio Colectivo que deberán firmar empresa y trabajadores habla de una rebaja de la masa salarial que alcanzaría el 12%. A pesar de que las negociaciones aún se encuentran en su fase más incipiente todo indica a que los recortes más severos se llevarán a cabo en la redacción que conforma la versión en papel, puesto que se trata de las nóminas más elevadas.

A todo ello hay que unirle las pérdidas de acumula en los últimos años La Vanguardia por la mencionada crisis del papel y del sector. Además, estos números rojos se suman al bajón de ganancias que ha vivido en términos globales el Grupo Godó en el último ejercicio conocido (el de 2016) cuando el beneficio fue de 4,5 millones de euros cuando un año antes había alcanzado los 9,8 millones de euros. Habrá que esperar a que se sigan desarrollando las negociaciones para conocer la reducción final de la masa salarial que tendrán que afrontar los profesionales de La Vanguardia.

Seguiremos Informando…

DeMedios.info © 2017-2018
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
EnglishFrenchGermanPortugueseRussianSpanish