Mano a mano con Santiago del Moro: “Siempre voy para adelante, no me instalo en la queja”

 

“La radio es pasión pura”, define el presentador quien, además, sorprendió en TV con el crecimiento de su figura en los últimos años. Las sorpresas que le depara la realidad, la decisión de no involucrarse en los debates de la pantalla y la necesidad de resguardar su vida familiar.

 

Es el elegido de las mañanas radiales y el conductor que sobresale por moderar las más plurales voces de la escena política a través de su ciclo Intratables, el preferido para una vasta congregación de candidatos que se da a conocer y promociona, incluso, antes de cerrar campañas. Inmerso en un gran momento profesional, aunque se estima que todavía no llegó a su techo, Santiago del Moro, se muestra simple, con los pies muy anclados en la tierra y con la cabeza fría de quien sabe que tanto el éxito como el fracaso son temporarios, foráneos y transitorios.

“Estoy laburando mucho y disfrutando del éxito que cuesta tanto”, vocifera él en medio de la ceremonia de premios Martín Fierro de Radio, un ámbito que dice haber descubierto e instalado de manera apasionada. “La verdad es que estamos felices, super contentos y la radio se merecía una fiesta que los distinguiera por separado. Con sus caras, con su gente, con sus voces. Estamos en un momento de transición de la industria y vamos a esperar a ver cómo decanta todo. Lo que pasó con la radio fue muy fuerte”, agrega del Moro que protagonizó el pase del éter del año con su arrasadora incorporación a FM La 100, tras dejar sus largas temporadas con Mañanas Campestres, por Pop, 101.5.

 

Audiencia

“Ya desde Pop que venimos primero absolutos y ahora nos cambiamos de emisora y la verdad es que el rating es impresionante. Debe ser uno de los programas más escuchados de toda la radio en general. Así que estamos super agradecidos con El club del Moro, con todo el equipo maravilloso que tenemos”, describe el muchacho que demostró ductilidad para transitar todos los terrenos de la conducción y no descarta volver al mundo del espectáculo, desde donde tomó notoriedad.

“Laburando mucho y disfrutando del éxito que cuesta tanto. Yo me acuesto todos los días muy tarde y me levanto muy temprano entonces es como todo un sacrificio. Es una dedicación. La radio es pasión pura, entonces tenés que estar. Pero esa pasión, esa dedicación, necesita de mucho tiempo y de tu vida, en definitiva. Yo le doy mi vida, día a día, y la paso muy bien”, sostiene en referencia a El club del Moro, que conduce por La 100, FM 99.9, de lunes a viernes 6 a 9, junto a un equipo integrado por Maju Lozano, Gonzalo Costa, Nacho Bulián, Marcela Tauro, Bebe Sanzo y Emiliano Raggi.

 

Constancia

Tiempos de esfuerzos, de poco descanso y de siembra constante, a Santiago del Moro, nada le impide disfrutar del éxito en un momento de tanto agobio.

“Yo soy muy agradecido y trato de ir para adelante. No me instalo en la queja. Yo voy, hago mi trabajo, y me vuelvo a mi casa. Creo que todo es un día a día. La radio necesita de un compromiso tremendo. Yo le dejo eso: le doy mi vida y los resultados están. Hace un año que estamos en La 100. Ya el primer día que nos mudamos, al poco tiempo, la radio era primera, el programa líder. Entonces es ir a disfrutar”, relata entusiasmado.

“Soy consciente de que la industria está pasando un momento muy difícil, hay compañeros que están sin cobrar. En cierta forma, esta fiesta tiene un costado ciertamente doloroso, pero esperemos que todo se arregle con el correr del tiempo. Estamos muy expectantes con respecto a eso. Después el reto es trabajar y esperando que siga yendo así”, asegura este periodista y presentador de radio y televisión con gesto amable.

Sobre la situación más empresaria que de los trabajadores, Del Moro sorprendió días atrás cuando habló de Marcelo Tinelli. “Me parece justo decir todo. Cristóbal López en su momento salva a Marcelo Tinelli de la quiebra porque él estaba sin pantalla con una empresa que funcionaba como un canal”, indicó. Recordó que en ese momento, 2013, Tinelli estaba buscando salvar la situación financiera de su empresa.

Completó en su ciclo de América: “Marcelo Tinelli sabía con quién estaba hablando, no es que se está desayunando como cualquier empleado lo que está pasando”.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.