PERFIL CONFIRMÓ EL LANZAMIENTO DE SU EMISORA EN 2019

Una radio “distinta”. La radio “que faltaba”. Donde “la información es lo único importante (más bien, lo único)”. Sin “manipulaciones”. Sin “vueltas”. Con una intrigante pieza publicitaria, Editorial Perfil aprovecha la fiesta de la radio en el Sheraton para cantar presente con el anuncio de su nuevo proyecto para 2019: se viene Radio Perfil. Con este lanzamiento, que se suma al del canal de aire Net TV (a cargo de la transmisión del evento), la empresa periodística ubicada en el barrio de Barracas concluiría la primera etapa de su transformación en multimedios. A punto de asumir la Dirección de Contenidos Digitales de la empresa, Edi Zunino, director de la revista Noticias durante los últimos ocho años, dio algunas pistas del proyecto que estará en el aire “al final del verano”.

Perfil anuncia su plan 2019.

-¿Qué significa “una radio distinta”? -Que va a ser una radio a tono con la nueva dinámica social que se plasma en las redes sociales. Una radio para gente que necesita información de buena calidad sobre todos los temas, desde el clima a las finanzas, pero no tiene tiempo. Una radio sin vedetismos, pero dinámica y entretenida, porque lo importante es el receptor, el ciudadano. -¿Querés decir que hoy, en la radio, lo importante es el emisor, el conductor, la “vedette”? ¿El oyente es “lo que faltaba” en la radio? -¡Jajaja! Calma, Radio Perfil no viene a plantarse contra nadie. Viene a tratar de aportar su granito de arena informativo para miles de personas que no tienen tiempo para el show de la noticia, sino que necesitan cada vez más noticias precisas para, en todo caso, montar su propio show. El de su vida real. Tomar decisiones. Hacer su futuro desde el día a día, minuto a minuto, todo el tiempo sin tiempo que perder. -Pero el aviso dice, de un modo insinuante: “Sin manipulaciones, sin vueltas”… -Sí, dice eso. Tenemos la utopía de aportar a la formación de ciudadanos libres. A la construcción de un país normal, no de hinchadas fanáticas. El periodismo es un valor social, no un privilegio de los periodistas.

 

 

 

 

 

Fuente:PERFIL