Una periodista de un medio iraní detenida en Estados Unidos, denuncia su canal

Una periodista estadounidense-iraní de la cadena iraní Press TV fue detenida a su llegada a Estados Unidos por motivos no precisados, anunció el director de esa cadena estatal el miércoles.

El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Javad Zarif, exigió la liberación inmediata de la periodista y tildó la detención de “acto político inaceptable”.

“El arresto de Marzieh Hashemi por parte de Estados Unidos es un acto político inaceptable que pisotea la libertad de expresión”, declaró el ministro iraní a la televisión oficial Al Alam TV.

Marzieh Hashemi fue detenida en el aeropuerto de Saint-Louis (Missouri), indicó Press TV, un canal que difunde en inglés, citando a varios allegados de la periodista nacida en Estados Unidos como Melanie Franklin y convertida al islam.

Zarif destacó que desde que se casó con un iraní, Hashemi está considerada como una ciudadana iraní y que “es nuestro deber defender a nuestros ciudadanos”.

“Los estadounidenses deben cesar inmediatamente este juego político”, insistió Zarif, pidiendo su liberación.

Por su parte, el director de Press TV, Payman Jabali, señaló en una rueda de prensa que considera que “una acción en la justicia no sería eficaz para obtener la liberación” de Hashemi porque “en el marco de la lucha contra el terrorismo, Estados Unidos puede detener a cualquiera y mantenerlo en detención sin acusación durante semanas”.

“Pedimos a Estados Unidos que precise los cargos que pesan contra ella”, agregó Jabali.

Jabali apuntó que la periodista podría haber sido detenida por unos documentales que realizó sobre las actividades de Estados Unidos en Oriente Medio, sobre la islamofobia y otros temas.

El hijo de la periodista, Reza Hashemi, también fue arrestado en Estados Unidos y posteriormente liberado, añadió el director de Press TV, que no precisó la edad del hijo, si estaba con su madre en el momento de la detención ni de qué se le acusa.

Anteriormente, Press TV indicó en su página web que las autoridades estadounidenses “ rechazaron hasta ahora dar un motivo por este arresto”.